No habría cierres nocturnos de la vía marginal del Llano por deslizamiento a la altura del puente La Cabuya.

La noche de este lunes en una sesión extraordinaria del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, que presidió el secretario de Gobierno, Eliver Moreno Pacheco, fue evaluado el comportamiento del deslizamiento de material y rocas registrado sobre la vía que de Yopal conduce a Paz de Ariporo, a la altura del puente de La Cabuya.

Durante el encuentro se analizó el evento ocurrido la tarde anterior, donde la caída de una roca afectó a una de las máquinas que apoyan la remoción de material vegetal en la zona; situación que llevó a las autoridades a tomar e implementar acciones tendientes a salvaguarda la vida e integridad de los operarios y equipos que contribuyen a restablecer el tránsito con normalidad por el corredor vial; así como de quienes transitan por este sector.

Como primera medida se estableció realizar una serie de visitas conjuntas con Gestión del Riesgo Departamental y Municipal al sitio donde se registra en este momento la emergencia, para determinar condiciones propias del terreno, dado el periodo de lluvias que en este momento atraviesa el municipio.

Se espera el arribo este miércoles desde Bogotá hacia la ciudad, de una comisión de profesionales especializados en este tipo de contingencias, quienes van a realizar una visita de verificación al sector, con el ánimo de evaluar el evento y los riesgos que este implica.

Desde el Gestión del Riesgo del municipio se solicitó al Instituto Nacional de Vías-INVÍAS-, implementar el plan de contingencia que permita mitigar y dar solución a esta problemática, en razón a que es esta entidad quien tiene a su cargo la operación del carreteable, por tratarse de una vía del orden nacional.

Adicionalmente, se solicitará apoyo al Ejército Nacional para reforzar la presencia institucional en la zona, en procura de fortalecer la seguridad en favor de quienes se movilizan por la vía, como para las autoridades y organismos de socorro que ejercen actividades de control.

Por ahora se descarta el cierre total de la vía como medida preventiva; el tránsito se mantendrá con paso controlado a un carril sobre el sector. Sin embargo, las autoridades reiteran a la comunidad que existe riesgo inminente en este lugar, por cuanto se siguen registrando lluvias, que podrían ocasionar el deslizamiento de nuevas rocas.

“En este corredor siempre ha existido el riesgo, el mismo es inminente, cada vez que se presenta la época de lluvias. Esto no es ajeno a INVÍAS ni a los miembros del Consejo de Gestión del Riesgo. Lo que se ha reiterado es el llamado a INVÍAS para que se hagan las obras de mitigación sobre esta zona, obras definitivas que puedan mitigar el riesgo; pero también se ha manifestado la necesidad de que el Gobierno Nacional inicie los proyectos para la variante entre Yopal y el norte del departamento”, expresó el secretario de Gobierno.