Lo que necesitas saber sobre el Caracol Gigante Africano.

Esta especie exótica invasora proveniente del continente africano, denominada Caracol Gigante (Achatina fulica), es portador de parásitos dañinos para el ser humano y otras especies. Conozca los rasgos básicos y los modos de actuar si halla alguno de estos caracoles en casa.

El ejemplar posee una concha de 5 y 20 cm de longitud, con 5 a 7 vueltas alrededor de ella, de coloración marrón oscura, con bandas longitudinales de color crema o en algunos casos violeta, se alimenta de líquenes, algas, hongos, materia vegetal y animales en descomposición, por lo tanto se debe tratar de controlar su población, considerando que el caracol puede afectar el sector agrícola, ambiental y la salud pública.

Cuando observe ejemplares de esta especie en jardines, parque, solares o patios debe evitar su manipulación, lave muy bien las manos antes de consumir alimentos, así como de lavar adecuadamente verduras y frutas antes de consumirlas, realizar control de roedores en casa, mantener limpios y podados las zonas verdes, no realizar remedios caseros a base de caracol y hacer una adecuada disposición de los residuos orgánicos.

Es necesario informar a los ciudadanos sobre la importancia de prevenir la expansión de este molusco, que es considerado una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, dado que no tiene depredadores naturales en el continente que controlen sus ciclos de reproducción, por lo tanto, se propaga y desplaza las especies nativas de caracoles propias de la región, generando un desequilibrio en el ecosistema.

Por lo anterior, Cormacarena solicita a los municipios, a través de sus alcaldías, donde se esté reportando presencia de Caracol Gigante Africano, comunicarse al teléfono 6730420 o al correo electrónico info@cormacarena.gov.co, con el fin de coordinar la recolección y disposición final de esta especie exótica altamente invasora.