Casanare se une a la celebración del Día Mundial de la Alimentación.

La Gobernación de Casanare a través de la Secretaría de Salud Departamental, se une a la celebración del Día Mundial de la Alimentación, promoviendo estilos de vida y alimentación saludable, con los programas de salud alimentaria y nutricional, en todo el departamento.

Esta celebración busca promover la conciencia y la acción a favor de aquellos que padecen hambre, también busca la acción colectiva en 150 países, que celebran el Día Mundial de la Alimentación, liderado por las Naciones Unidas, haciendo un llamado a gobiernos, empresas, ONGs, medios de comunicación, ciudades, organizaciones de la sociedad civil y público en general, para recordar la necesidad de garantizar una alimentación sana para todos y el cultivo de alimentos que contribuyan a la erradicación del hambre en el mundo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda:

*Las guías alimentarias de cada país, que ofrecen consejos sobre cómo asegurarse de obtener nutrientes suficientes para estar sano y prevenir enfermedades crónicas; también se utilizan para desarrollar políticas en la esfera de la nutrición y programas educativos.

*Tener en consideración el impacto ambiental de los alimentos que comemos, por ejemplo la producción de algunos alimentos requiere más recursos naturales, como el agua. Se debe evitar la compra de alimentos que tengan cantidades excesivas de embalaje.

*Muchas personas no preparan comidas en casa debido al estilo de vida ajetreado y dependen cada vez más de los vendedores ambulantes de alimentos, supermercados, establecimientos de comida rápida o comida para llevar, por ello recuerda que comer en compañía es importante para la salud de padres e hijos. Los investigadores han relacionado esto con tasas más bajas de obesidad y trastornos de la alimentación en los jóvenes.

*Las mujeres y los hombres que se dedican a la agricultura desempeñan un papel fundamental en el suministro de alimentos nutritivos y asequibles. Sus conocimientos y prácticas tradicionales son esenciales en un mundo donde la producción de alimentos se enfrenta a muchos desafíos, como el cambio climático y la limitación de los recursos naturales. Estas acciones constituyen un punto de partida para los agricultores y los agronegocios que deseen poner a disposición del público una alimentación sana y construir un mundo #HambreCero.